El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

La flor mística del Guaso

Santa Catalina de RicciPor estos días cientos de feligreses visitan la catedral Santa Catalina de Ricci para venerar a la Patrona de la Diósesis Guantánamo-Baracoa, cuya fiesta se celebra cada 13 de febrero, entonces ante su imagen todavía es una incógnita de ¿Cómo la vida de Catalina de Ricci, sin ser tan notoria en el santoral católico, transciende los muros de la celda donde permaneció hasta su deceso el 2 de Febrero de 1590 y llega hasta el naciente poblado del Saltadero o Santa Catalina, como se llamó primeramente a la villa bañada por el río Guaso?

El 23 de abril de 1523 nace en Florencia, Italia, Alejandra Lucrezia Lomola, para todos Alejandrina, una pequeña que con solo 7 años permanecía durante horas en plena contemplación de un gran crucifijo, y a los 9 años decide consagrarse a la vida religiosa.

Alejandrina recibe los hábitos de monja en 1536 y se le impone el nombre de Catalina de Ricci, en el monasterio San Vicente Ferreri, en Prato, donde ella experimentó diversos misterios de la pasión de Cristo, reflejados en reliquias, lienzos y bajo relieve, que atesora dicho convento.

“Santa Catalina no fue una monja de grandes tratados religiosos, ni de teología, pero hizo mucho bien a través de cartas y cartas dirigidas a personalidades como al Papa de ese momento, a su propio padre y a políticos de la época y toca fondo en esas cartas, pues es capaz de llamarle la atención a estos por sus comportamientos impropios. Era la manera de ella orientar a las personas que le pedían consejos”, me dijo en una entrevista el otrora Obispo de la Diósesis Guantánamo-Baracoa, Monseñor Wilfredo Pino Estevez- hoy Arzobispo de Camagüey-, que se asombra por la devoción popular que existe en la tierra del Guaso hacia esta religiosa.

Muchos consideran que providencialmente Santa Catalina forma parte de la vida cotidiana de los guantanameros, quienes le dedican himnos, oraciones, y hasta estructuras culturales y sociales toman su nombre como la legendaria Tumba Francesa Pompadour Santa Catalina de Ricci- Patrimonio Intangible de la Humanidad- el hogar de anciano en la ciudad capital, y hasta barrios.

El cántico que le dedicara a Santa Catalina, el creyente Miguel Rodríguez de la Sociedad Espírita Amor a Dios”, demuestra parte del misticismo que rodea la vida de la Patrona del Alto Oriente cubano

/Serena calma, mi tierra inspira/ Guaso bendito de Catalina/ Si no existiera te inventaría/dice mi Santa con alegría/… /Catalina de los tiempos/ Florencia será tu tormento/ pero Guantánamo te ama/.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *