El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Virgencita, ruega por nosotros

En la noche de ayer se repitió con la asistencia de miles de fieles, la procesión de la Virgen de la Caridad en espera de su fiesta patronal hoy 8 de Septiembre y el pasado año escribí estas palabras y las vuelvo a publicar en este blog porque pienso que por Nuestra Cachita, los devotos profecesa el mismo sentimiento, sólo cambió el séquito de curas presidido por el Padre Jean González, en vez de Mosnseñor Wilfredo Pino Estevez, actual Arzobispo de Camagüey.  Se los dejo a su consideración: Si la isla de Cuba se observara desde el espacio, la imagino como un largo cordón de velas encendidas desde la Punta de Maisì hasta el Cabo de San Antonio; y en vez de escuchar el murmullo de las olas del Mar Caribe, supongo que sobresalieran el aroma de las flores, las canciones y plegarias de los miles de cubanos que asistieron a la procesión.

En Guantánamo, yo también fui una de esas personas que llevó su velita prendida para renovar mis promesas a la Virgen Mambisa que se entiende de bondad y misericordia hacia los demás. También pedí por mi familia para que tengan salud y paz donde quiera que estén, y por mi patria para que prospere y las familias tengas nuevas esperanzas.

Durante esta procesión el otrora Obispo de la Diòsesis Guantánamo- Baracoa, Pino Estévez, rogó a la Virgen para que se alejaran los terremotos, los huracanes de esta región oriental, pero también que los guantanameros se alejaran del alcoholismo, las drogas, la violencia y que los jóvenes hallen en sus vidas el camino recto.

Wlly, como llaman al monseñor, dio la bendición a las madres que cargan en su vientre a su hijo, y que no hicieron caso. a los que quizás en algun caso,  le aconsejaron el aborto o la tildaron de “loca”. Me sentí identificada con ello, pero gracias a la Cachita hoy tengo a mis hijas sanas y felices y pedí la bendición para ellas también.

Yo sentí gran alegría que desde hace unos años nos permitieron desfilar en procesión- desde la calle Cuartel y Paseo hasta La Catedral Santa Catalina de Ricci, en Pedro A Pérez y Crombet- junto a la Virgencita de la Caridad para renovar nuestras promesas ante los pies de Marìa del Cobre, la mambisa morena que abraza al niño Jesús, venerada por los cubanos desde el día que los tres Juanes (Juan y Rodrigo de Hoyos y Juan Moreno) la hallaron flotando en las aguas de la Bahía de Nipe hace casi cuatro siglos y les dijo: YO SOY LA VIRGEN DE LA CARIDAD.

Fotos: Eloarglis Carnet Lescaille

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *