El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Recuerda la familia Villalón a Luis Martínez Griñán

Lili Martínez - Socrate VillalonLa pasada semana, visité la casa de Paula Villalón Fernández, bolerista y estomatóloga, con motivo de su reciente proyecto de blog que aun esta en construcción y del que yo soy parte de su creación y trabajo de mesa de los post que próximamente se irán subiendo a este blog, donde surgió recordar el centenario de Luís Martínez Griñán que el pasado 19 de agosto instituciones culturales, proyectos comunitarios y seguidores del maestro de las teclas, desarrollaron varias actividades con motivo a la fecha en esta ciudad del Guaso, en el que brotó este trabajo realizado por Maria Josefa Villalon que destaca la relación de su padre con Lili.

El 19 de agosto de 2015 se celebra el centenario del nacimiento de Lilí Martínez  prestigioso músico  y nuestra familia ha querido reconocer su influencia que como músico tuvo en nuestro padre. Es una coincidencia que en el mes de agosto se celebren los aniversarios de los nacimientos de ambos artistas que tanto aportaron a la pianística y a la cultura guantanamera, por  lo que es este comentario se realiza por sus hijas y amigos.

Sócrates Villalón inicia su vinculación con la música, específicamente al piano, en el ámbito familiar, bajo la dirección de su padre y tías; luego otras son las influencias y enseñanzas, pero siempre bajo su tenaz empeño por aprender durante toda su vida que fue incluso el legado fundamental que dejó a sus descendientes.

Sus vínculos específicos con Lilí Martínez  derivan de las relaciones que establecen las familias Martínez y Villalón, donde Sócrates aprecia desde el primer momento la riqueza pedagógica que el  maestro Lilí brindaba a todos los que se le acercaron con la finalidad de recibir sus enseñanzas, ambos tenían un vínculo importante que facilitó este quehacer, relacionado con que trabajaron en la Base Naval Norteamericana en Guantánamo influenciados por la música norteamericana y beneficiados por todo el arsenal bibliográfico obtenido en este contexto, que era difícil obtener el resto del territorio nacional.

Los recursos del jazz como género musical incorporado en Cuba durante el período en que a ambos les tocó vivir y posteriormente,  fueron defendidos por ellos a ultranza en especial es importante destacar el swing, la improvisación y el fraseo sobre la base de una armonía peculiar, es indiscutible que ambos músicos se retroalimentaron en este sentido, hubo intercambios.

El aprendizaje derivado de la interacción con Lilí Martínez permitió que Sócrates Villalón al pasar de algunos años  incursionara en el campo de la pedagogía musical y defendiera el acercamiento con otros músicos de renombre nacional que reforzaron básicamente sus estudios de armonía musical lo cual transmitió a su vez a otros de su ciudad natal cuando se logró fundar la Escuela Provincial de Músicos Profesionales, de la cual fue su primer director.

Paralelamente Sócrates no dejó de expresar en sus interpretaciones las características de ritmos musicales cubanos y de América Latina, fue defensor del Son, el Chachachá y del Bossa Nova, siempre se recordará en  el ámbito familiar    y de sus íntimos amigos las famosas descargas realizadas en el seno de su familia donde muchos artistas incluso de renombre nacional e internacional “descargaban” en su casa era así de sencillo.

Pero por sobre todas las cosas Sócrates defendió la enseñanza y la educación musical de todos a los que consideró la necesitaban, porque también al incursionar y dirigir determinadas agrupaciones musicales en Guantánamo les exigió a los músicos su superación profesional, fue defensor también de este aspecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *