El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Recordando a Nino Olivares

José Nino Olivares (nov 2009)Ya han pasado unos años de la muerte de José “Nino” Olivares y aun la comunidad changüisera lo recuerda, este 4 de enero, pero de 2010 se fue uno de los precursores del legendario grupo Changüí Guantánamo, hombre alegre, sociable y muy jaranero que recuerdo como si lo estuviera viendo entrar a la Casa del Changüí y escuchar su voz cuando en su saludo decía –dime hierrito-, su impronta será siempre recordada como el rey de la marimbula del changüí.

 

Una de sus últimas intervenciones en el documental Changüí Entre Ríos, grabado a finales del 2009 por la productora Mundo Latino con coproducción de Solvisión, cuando hacia referencia como antes en una fiesta changuisera llegaba los invitados y uno cogía el tres, otro la marimbula, luego se cambiaban de instrumentos y así se pasaban toda la noche tocando, al igual recordó en ese audiovisual una de sus visita a La Habana y su encuentro con Juan Formel en Jibacoa donde le pidió le tarareara un numerito, que luego de su regreso de España muchos le preguntaron que traía Van Van y Formel dijo, de España no, del oriente cubano, les traigo el Guararey de Pastora.

 

Recuerdo el día de su muerte que luego de sus honras fúnebres que se le rindieron en su propia morada, se traslado hacia el barrio conocido como Loma del Chivo y frente a la Casa del Changüí los integrantes del grupo Changüí Guantánamo, donde estuvo por más de 40 años, le tocaron en sus últimos momentos la letra (Suena la Marimbula Olivares…) que lo estimulaba en su virtuosismo del añorado instrumento.

 

Nino hizo una escuela en la marimbula siendo el más virtuoso del genuino instrumento entre los changüiseros, innovó con la incorporación de más flejes en la marimbula lo que le permitía desarrollar con maestría el dialogo y contrapunteo entre le bongo y el tres. Siempre estuvo compartiendo entre los changüiseros, en peña, en la propia Casa del Changüí, en el parque Martí., cumbanchas y fiestas donde compartía la comida y el trago de ron como un buen changüisero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *