El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

¿Como se baila el changüí?

El baile, guarda armonía con la rusticidad de su música sabrosona, aunque monótona; pero que tiene algo que atrae y es uno de los pocos bailes negros que ha prevalecido, a pesar de la gran variedad de ellos. El changüí de monte, se baila entre gente campesina quienes, para la fiesta, preparan lo mejor que pueden, el lugar del baile, cuando este no es improvisado – debajo de una anacahuita, una Ceiba ó un algarrobo.

 

Generalmente, se construye un rancho; se cubre con ramas; hojas de palma y se adorna a gusto, y eso es suficiente sobre el piso de tierra.

 

Antes que el tres ofrezca sus primeras notas, los bailadores se han dado “quemos” (tragos) de “guaguá”, “tafiá”, o ron peleón(malo) que es el ron corriente que a veces se mezcla con vino, mistela ó anís. La pareja de bailadores inicia el baile entrelazándose en la forma usual de los cubanos. El hombre, generalmente, para comenzar a danzar echa el pié izquierdo hacia atrás raspando el suelo con la punta de la suela del zapato, como hace el gallo ó el perro cuando escárbala la tierra, y, dando un pequeño salto inclina el cuerpo hacia un lado en “movimiento de vaivén” y sale a bailar con el pié Izquierdo dándole al baile un cimbreo de rodillas.

 

Como en los bailes de changüí, generalmente sobran los hombres y escasean las mujeres, una mujer baila con muchos; basta que quien lo desea toque al bailador para que le ceda la bailadora; que parece incansable.

 

El changüí es un baile en el cual, las rodillas del bailador son las que llevan el ritmo.

 

La letra del canto del changüí, es muy simpática y surge la mayoría de las veces por inspiración de los cantantes.

 

Como ejemplo brindamos algunas de ellas:

(1) Negra que con tanta pasa

Tas buscando quitasol

¿Tu no vez el resplandor

que por tu cabeza pasa?

(2) Cada ve que te miro

me vuelvo un dengue.

(3) La muerte me fue a buscar

pa’ llevarme al cementerio

y como me vio tan serio

no me quiso ni tocar.

(4) Ha’ta lo palo del monte

tienen su separación

uno silven pa’sel santo

y otro pa’sel el calbón
(5) Mi apellido es Latamblet

y Chito me llamo yo,

Mi hermano toca el bongó,

a mí me zumba en el tre.

(6) Por camino de la Aguá (Aguada)

Ayer iba un bolitero

Y cuando a la “jara” vio

Se corrió por el potrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *