El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Pancho Amat sonando en el Son

Pancho Amat en la Casa del Son de Guantánamo

El tresero cubano Pancho Amat cerró su gira por Guantánamo con un gran concierto a salón lleno en la Casa del Son, ubicada en la popular barriada de la Loma del Chivo, el mismo contó con la bolerista estomatóloga Paula Villalón y el changüisero Celso Fernández, quienes intercambiaron el escenario con este gran virtuoso del tres. Espectáculo que sirvió de pretexto para que José Cuenca Sosa, director del Centro Inciarte, lanzara de forma oficial la convocatoria al IX Festival del Changüí “Elio Revé Matos”.

 

El mismo se realizará del 23 al 27 de junio de 2018 y estará dedicado a la memoria del insigne changüisero Arturo Latamblé, director fundador del Grupo Changüí Guantánamo, al 115 aniversario del natalicio del investigador y músico Luís de Jesús Morlote Ruíz, a los 25 años de la fundación del grupo Celso “El guajiro y su Changüí” de Felicidad de Yateras, al jazz, por nuestras raíces y confluencias comunes, a los músicos, artistas e intelectuales guantanameros por el mundo.

 

El concierto comenzó con el grupo de El Guajiro y su Changüí del reginero e improvisador Celso Fernández quien hizo una presentación de cinco temas variadosde su amplio repertorio, que viene desde el changüí, hasta el son tradicional, no pudo faltar su ejemplar improvisación que llamo a la pista a Pancho Amat que se incorporó al grupo changüiserohaciendo gala de su virtuosismo tocó su tres lo que levantó a los bailadores de sus sillas y el intercambio provocó una gran descarga.

 

Con la pista caliente llegó al escenario Paula Villalón quien sorprendió a los presentes con un improvisado formato en el que participó Pancho Amat con su tres, Joanh Carlos en la guitarra, Otoniel en la flauta y Koty en la percusión, con quien interpretó La Rosa Oriental, tema que no fue ensayado en ningún momento, según se saludaron, se pidieron el  tono se hicieron algunas señas y Pancho dio las generales para insertarse resultando un éxito la improvisación.

Emocionado el maestro dijo que era una muestra de que la música no es para competir, si no, para compartir, así se disfruta y nadie es mejor que nadie, aprovecho su momento para hacer sus anécdotas y contó su experiencia en el Festival de Jazz donde interpretó un solo de changüí con un laudista de Tunes al norte de África, el cual se transmitió en vivo y en directo a 180 países y lo vieron 800 millones de personas en el orbe.

 

Pancho Amat dijo que ya hay varios músicos  amigos interesados en participar en el próximo Festival del Changüí y espera convertirlo en un evento internacional, gracias a la constancia y creación de esta música que nos permite mostrar la imagen de Cuba en el mundo. El mismo recibió el reconocimiento del proyecto comunitario La Cumbancha y del grupo Cinco pa Uno que intercambiaron con el en su presentación por el municipio de El Salvador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *