El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Insuficiencias de un verano

Insuficiencias de un verano“Disfrutar Cuba” es la consigna que identifica este verano 2018, pero el ardiente sol y las altas temperaturas nos hacen pensar para salir de casa, sin embargo las motivaciones de llevar a pasear a mis sobrinos que están de visita después de dos años sin venir a su casita, te estimula ir de excursión, como digo yo, al plan vacacional que hemos planificado y que ayer tuvimos la primera mala experiencia al quedarnos sentado esperando por un helado que nunca llego en la cafetería del parque de diversiones Elpidio Valdés.

Como siempre digo y aclaro a todos los que me siguen, este post es una reflexión que ojala siempre llegue y cumpla su objetivo para quienes por casualidad son de los que pueden erradicar los errores que empañan la imagen y el esfuerzo de muchos, y así tengamos una feliz etapa veraniega. Es vergonzoso ver el gasto millonario que se hace por mejorar y darle belleza a las instalaciones gastronómicas y de servicios en nuestra ciudad de Guantánamo, para que al final ensombrecidas faltas del mal servicio que no necesita de tanto presupuesto, pero sí de la exigencia y el control.

Este sábado visite el parque de diversiones Elpidió Valdés de esta ciudad guantanamera, después de haberme informado por la tele y personas que que ya lo habían visitado, y digo esto porque como dicen por ahí, que en la televisión todo anda bien y cuando llegas al lugar es otra cosa, por eso quise corroborar con alguien que hubiera ido, en fin, ambas fuentes coincidían que valía la pena ir y fuimos, por lo que hoy estoy haciendo esta historia vivida en carne propia y sin más ni menos.

El cuento, como se dice en buen cubano, es que después de haber disfrutados los niños de los diferentes aparatos, menos la silla voladora, que no estaba funcionando, se nos acabó el agua congelada que llevábamos y decidimos comprar en unos de los pocos punticos de ventas en moneda nacional ($ 5.00 mn) que estaban funcionando pero estaba caliente, no tenía refrigeración el lugar de ventas, donde tuvimos que acudir a comprar en CUC que si estaba fría.Cafeteria parque de diversión El Pidió ValdezLuego cuando llegamos a la cafetería central, cerca de las 3:15 pm de la tarde, después de un fuerte aguacero, donde vimos mesas vacías, pregunté a la dependiente si quedaba helado o si ya se había acabado el servicio y me dijo que no, que podía sentarme, nos sentamos y al momento llegó otra dependiente y nos preguntó que queríamos, pregunté por la oferta y me dijo que a 2 pesos la copa de helado, hice el pedido y esperamos unos 20 mtos cuando se me acercó la dependiente para decirme que ya se había terminado el helado, y le dije era una gran falta de respeto al público después de haber hecho el pedido, decir se acabó y ya.

Al instante comenzó a llorar mi niña y tuvimos que socorrer al ranchón en divisa a 1.80 cuc, que a pesar de su precio, también recibí el maltrato, al llegar al salón pregunte a una de sus dependientes si había helado, me dijo que si y fui hasta la nevera mostradora vendedora que esta de la parte del público para seleccionar la mercancía y me salió un joven en muy mala forma diciendo que hacia ahí, le explique que había preguntado a la compañera del salón y que estaba seleccionando para pagar, donde tuve que pedir respeto y forma, que entonces me seleccionara el helado, llamo a otra compañera y muy amable, al ver lo ocurrido. me atendió y así los niños pudieron tomar el helado que el fuerte calor del verano pide degustar sin tantos contratiempos y maltratos.

Quisiera saber cuándo comenzará la Ley que protegerá al consumidor y los inspectores que no sean sobornados, para acabar con este mal que adolece al sistema de servicios y gastronomía en nuestra ciudad de Guantánamo, mal que empaña toda inversión y cambio de imagen de las instalaciones o lugares que prestan servicios a la población, es algo que es nuestro, no hay que invertir ni gastar, pero si exigir, botar y controlar y llegar a cumplir lo dicho por Raúl de que según su capacidad, deben ser los resultados del salario, mientras esto no ocurra y todo el mundo gane lo mismo, nada cambiará.

One Response to Insuficiencias de un verano

  1. Maritza says:

    Tristemente, los ninos estan observando lo que acontece. Ellos, que son los protagonistas de la historia. Como creen ustedes que van a career? Pensando que no merecen ser tratados con respeto, con amabilidad. Y asi no es!!!
    Si no cambian la mentalidad de los trabajadores de la gastronomia de la provincia, continuaran rezagados y sin meritos, desplazados por el mejorado servicio que ofrecen las cafeterias privadas.

    Gracias Roylan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *