El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

“Historia en el cafetal”

Teatro Ríos -Guiñol GuantánamoEsta mañana fui con mi hija Camila Nicole a ver la obra de teatro “Historia en el cafetal” que se estrenó este fin de semana en la sala Guiñol de Guantánamo con autoría, dirección artística y actuación de la actriz Ángela Liuba Duporté Guilarten, interpretación muy buena y con una excelente puesta en escena, escenografía y contenido, pero para niños de más edad y razonamiento que mi pequeña, la cual prestaba atención de forma intermitente pero llegó hasta el final donde disfruto de la Academia de Baile Infantil de Danza Fragmentada.

Francamente hacia un buen tiempo que no visitaba el teatro, pues cuando mi pequeño Diego Ernesto que tiene 9 años ya, si vimos bastantes obras en este mismo Teatro Guiñol sede del grupo Ríos,  donde a él si le llamaba mucho la atención y parece que le gustaba, también es algo curioso en estos lugares, pues abrir el telón, las luces, el sonido, la oscuridad y los títeres lo dejaba embelesado, cosa que a mi pequeña al parecer no es igual y sus gustos son más por la danza que fue lo que la retuvo hasta el final.

 

Esto me trajo curiosidad y me preguntaba a otros amigos muchos más conocedores de este mundo y me aseguran que la obras teatrales no grupos etarios, pues consideraba que quizás no era para edades como mi pequeña Nicole que habían bastantes niños y niñas con la misma actitud ante la puesta en escena de no prestar mucho la atención.

 

Pero si queda claro que la promoción como ha enfatizado Jorge Núñez Motes, presidente de la Uneac en Guantánamo, varias veces en sus espacios críticos de radio y televisión, esta comienza desde que se gesta, se programa y se promueve la obra, siendo la divulgación una parte de ella casi al final y debe concluir con la critica que como resultado debe aparecer  y se carece desde hace mucho tiempo en nuestro mundo cultural, para así tener una idea de lo que uno vio como espectador o la deun especialista o conocedor del tema.

En fin la niña se quedo porque al final de la obra había una presentación de la Compañía de Danza Infantil de Danza Fragmentada que por esos días estaban realizando su evento y en el público estaban sentadoslos niños participantes siendo solo espectadores muy pocos.

 

Vuelvo y repito como inicie este post, para mi es una buena obra, e incluso para edades de 4to, a 6to grado, pues en ella se reflexiona y enseña con respecto a los cafetales, su habitad y cuidado al que debemos promover en las nuevas generaciones e incluso, vincular con el proceso docente para que se estudie y se valore la obra como tarea o taller de reflexión, es mi criterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *