El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Giselle en “Entre Luces”

Giselle Vinent DíazPor: Liubis Balart Martínez / Foto: Ernesto Alexis Leyva García
Días previos a realizarse la vigésima tercera temporada de Danza Fragmentada, el programa televisivo “Entre Luces” del telecentro guantanamero Solvisión, transmitió una de sus emisiones del pasado mes de septiembre, desde la sede de la Compañía Danza Fragmentada, ubicada en la calle Los Maceo entre Aquilera y Crombet, en centro de la urbe, para adentrarse en el trabajo diario de la agrupación danzaría, cuyas presentaciones serán los días 20 y 21 de este mes octubre en la ciudad del Guaso.
Una de las entrevistadas esa tarde de jueves, fue la bailarina Giselle Vinent Díaz, egresada en la Escuela Vocacional de Arte Regino Eladio Boti, de Guantánamo, en el nivel elemental de danza en el año 2003, la que será homenajeada durante el programa concierto previsto en la sede de la compañía y en el Teatro Guaso.

 
Hace cinco años esta joven de 28 años de edad, pertenece a la troupe, que fundó el 7 de octubre de 1993 el bailarín y coreógrafo, Ladislao Navarro Tomacén, colectivo que entre sus disímiles lauros y reconocimientos desde su inicio, cuenta con la distinción de Vanguardia Nacional por el sindicato de la Cultura, el Deporte y la Educación en el 2014 y el 2015, y el Sello de la cuidad de Guantánamo, medalla que entrega el Poder Popular Municipal, a personalidades e instituciones por mantener un trabajo loable.

 
Aquí presento los detalles de la conversación con su interlocutora, Ibis Mejìas Cazul, al preguntarle sobre sus inicios en la danza, mayores resultados en la compañía y aspiraciones:

 
Mis inicios en la danza fueron a temprana edad, aunque primero estuve en gimnasia artística. Luego hice los exámenes para la escuela de arte y me aceptaron. En noveno grado aprobé el pase de nivel para ballet, pero como no llegamos a tiempo a la Escuela Nacional de Ballet en La Habana, no pudimos examinarnos.

 
Cuando comencé el preuniversitario me incorporo nuevamente al grupo de danza y al de gimnasia con el cual formé parte del equipo provincial de esta disciplina por un tiempo. Entonces, el bailarín ya desaparecido, Alfredo Velázquez Carcasés, me hizo una prueba de captación y me uní a la Compañía Danza Libre. Dos años después cambié para Danza Fragmentada porque me gustó más el ambiente y la forma de trabajo, y estoy aquí desde entonces.

 
Los mayores logros que he tenido en Danza Fragmentada es la gira nacional por el veinte aniversario de la compañía cuando nos presentamos en importantes escenarios en la ciudad de La Habana, Mayabeque y Ciego de Ávila, y el premio provincial Escena Viva en el año 2014 por la mejor puesta en escena con la coreografía grupal Aún falta mucho, de Aurelio Planes Rodríguez.

 
En la compañía me siento identificada con varias coreografías, El puente de Aguilera, Cotanera, Cuando vuelvas. Actualmente es muy difícil el trabajo teatral, porque no estudiamos teatro y la danza teatro es un estilo propio de la compañía por eso tenemos una buena interpretación en escena, gracias a nuestro asesor teatral, Edilberto Juárez Pérez, quien se esmera cada día con nosotros para sacar a la luz el alma, los sentimientos, el lirismo más elevado de las composiciones que interpretamos.

 
Con la obra que más me identifico es Espectros en mi mente, concebida por Lowert Elliot especialmente para mí, pues representa las fases de la vida de una mujer, que requiere de mucha interpretación, serenidad., contacto con uno mismo. Me cuesta trabajo llegar a la realización del personaje.

 
Sobre el profesor Ladislao creo que es una persona respetuosa, de un carácter exigente, pero creo también que no hay nada que con amor y cariño logremos junto con él. El maestro Ladislao es consecuente, nos ayuda, si tenemos alguna duda o dificultad él siempre da lo mejor de sí.

 
Mis aspiraciones son convertirme en una de las primeras bailarinas de la compañía y luego ser una de las maestras de danza contemporánea o de ballet.

 
Llevo unos años impartiendo clases a los niños la Academia Infantil y Juvenil, cuyas edades oscilan entre los cinco a nueve años, ya por ahí he comenzado mi quehacer en la carrera del magisterio de la danza. El horario de clases son los sábados de 2: 00 a 3: 30 pm en la sede de la compañía.

 
Ahora soy maestra de ballet del primer nivel elemental en la Escuela Regional de Danza “Alfredo Velázquez” y así aprendo más sobre la técnica de este estilo danzario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *