El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

En Guantánamo, remodelaciones a ritmo de Changüí

La popular barriada de La Loma del Chivo, enclavada en el corazón de la ciudad de Guantánamo, multiplicó su habitual agitación durante varias semanas, y no precisamente por las acostumbradas congas o descargas de rumba, trova o changüí que en ella habitualmente se suceden.
El ajetreo se debió al ir y venir de camiones cargados de arena, piedras, cemento, bloques y otros materiales, y de la labor de brigadas de constructores, que con el apoyo de los vecinos, protagonizaron lareparación de viviendas, bodegas, así como las instituciones culturales que son sedes de las actividades del VII Festival Nacional del Changüí Elio Revé Matos.
Los trabajos comprendieronreparacionesa la plaza Elio Revé y su aledaño parque infantil, ubicados en el corazón de La Loma, instituciones estatales y las fachadas de las viviendas de esas cuadras, la sede de la Tumba Francesa y la casa del Changüí Chito Latamblé.
Destacó dentro de las reparaciones la remodelación realizada en un viejo y amplio local, construido para almacén en la década de los años 20 del pasado siglo, y que ahora abre sus puertas como la nueva casa del Son.
Ahora compartiendo la misma edificación se encuentran, una al lado de la otra, las casas del Changüí y el Son, instituciones que se ubican dentro de la ruta cultural para el turismo de la ciudad de Guantánamo, proyecto que tiene como objetivo promover los más auténticos valores y las tradiciones de la región más oriental del país.
En saludo al Festival también fue reparada la casa de la Trova Benito Odio y reabrieron sus puertas el restaurante Venus y el Bar Karaoke Corazonero, estas tres instalaciones ubicadas en el centro de la ciudad de Guantánamo

2 Responses to En Guantánamo, remodelaciones a ritmo de Changüí

  1. Terrero says:

    Mi familia es de la Loma del Chivo, ahi mismo donde tocaba la revé, un saludo para ellos, mi queridisima tia (ya fallecida) era muy querida ahí.

    Guantánamo mi segunda casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *