El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Educando con cantos y juegos tradicionales

Programa Educa tu hijo desde casa de PaulaUn día de los tanto que visito el domicilio de  en cuestiones de trabajo y apoyo a la actualización de su blog, me encontré en el corredor de su casa con una multitud de niños y niñas acompañados de sus padres realizando una de las dos secciones que realizan en la semana el Programa “Educa a tu a Hijo” para infantes de dos hasta cuatros años que conviven cerca de este entorno citadino y que es digno de reconocer por su entrega, constancia y dedicación.

 

Lo más sorprendente para mi fue el rescate de cantos y juegos tradicionales que allí realiza la licenciada en Cultura Física Magali Sánchez Moreira responsable de 25 educandos que ya suma en este empeño de contribuir a la enseñanza sana y gratuita que reciben los chicos que no consiguen la posibilidad de estar en un circulo infantil por cualquier motivo.

 

Me cuenta Paula lo interesante de observar la puntualidad y la alegría con que niños y adultos asumen las temáticas diferentes en cada encuentro, los motiva a conversar sobre animales domésticos, les habla sobre el cuidado del medio ambiente, también les comenta sobres las fechas históricas y desarrolla con ellos trabajos manuales. Todo esto con el objetivo de socializarlos y prepararlos para la etapa escolar.

 

El ritmo de las clases siempre es muy bueno ya que la seño Magali “como la llamamos todos, ha utilizado como técnica de participación en estos colectivos LOS JUEGOS Y LAS CANCIONES TRADICIONALES  CUBANAS PARA NIÑOS.  Este método ha provocado que los acompañantes, es decir madres, tías, padres, abuelos o abuelas, tarareen con la maestra estas melodías casi olvidadas por ellos, las recuerdan, lo disfrutan y de esta forma los niños las aprenden y así la maestra logra un ambiente familiar y los niños aprenden divirtiéndose, lo que fortalece la cultura popular.

 

He vuelto a ver después de muchos años a  los niños con sus padres haciendo una cadena bailando y cantando por ejemplo esa canción que dice: “Uvas traigo que vender del boletín”, “Naranja dulce limón partido”, “La paloma blanca que del cielo bajó”. Les aseguro –me cuenta Paula– que cuando los escucha  le dan deseos de jugar, imagínese a Paula jugando con ese tamaño. Ojala que este tipo de acciones educativas, sanas y futuristas se hagan con tanto amor como en este corredor de la bolerista y profesional de estomatología quien brindo su espacio para ver reír y cantar a tantos corazones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *