El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Conrado Monier agradece Premio de Honor en Cubadisco 2015

por Lianny Téllez Lamothe El instrumentista, compositor y arreglista guantanamero Conrado Monier, considerado una cátedra de la música en Cuba, y quien nuevamente figuró entre los invitados especiales de la Feria Internacional Cubadisco, expresó su orgullo por recibir un Premio de Honor en la cita.   Entrevistado por la AIN subrayó el valor de ese reconocimiento para su carrera de casi cuatro décadas consagradas, en gran parte, a adaptaciones para música sinfónica y coral, géneros a los que está dedicada este año la fiesta del disco cubano. El lauro lo recibió de manos de Orlando Vistel, presidente del Instituto Cubano de la Música, durante un acto en el Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana, en La Habana, donde sesionó el Simposio del Cubadisco. José Cuenca, musicólogo participante en el evento, señaló la importancia del otorgamiento de dicha distinción al experimentado artista, cuyos arreglos musicales han permitido al movimiento coral cubano incluir en su programa los sones más emblemáticos de la Isla. El 16 último, en la Basílica Menor del Convento San Francisco de Asís, ofreció un concierto en su homenaje la Schola Cantorum Coralina, junto a la cual el guantanamero alcanzó en 2009 el lauro especial del evento, con el álbum Reparador de Sueños. Este creador ha llevado su quehacer desde la música de concierto hasta la sonoridad más criolla para fiestas populares, brillando a la par al frente de varias orquestas, y como intérprete haciendo vibrar su inseparable saxofón. Tiene en su haber la primera adaptación para Orquesta Sinfónica de una pieza del ancestral y autóctono género Changüí, interpretado en la clausura del Cubadisco 2010, en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba. Entre sus méritos sobresale además su trabajo como orquestador principal y arreglista del programa que acompañó la misa oficiada en La Habana por el Papa Benedicto XVI, en marzo de 2012, donde el guantanamero otorgó al contexto armónico fuerte carga de cubanía, con versiones que abarcaron ritmos autóctonos. Otro de sus éxitos fue la versión vocal e instrumental de la pieza norteamericana “Tie A Yellow Ribbon Round The Old Oak Tree”, interpretada por más de 100 bandas de concierto y coros del país, el 12 de septiembre de 2013, en reclamo de la libertad de los cinco antiterroristas cubanos prisioneros en Estados Unidos. En las actividades del Cubadisco 2015 intervinieron como invitados otros hijos de la Villa del Guaso, entre ellos las investigadoras musicales Carmen González y Yaremis Estonel, y el veterano grupo Changüí Guantánamo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *