El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Carnavales en mi Guaso

A pesar de las dificultades desde el pasado 7 de agosto iniciaron las fiestas carnavalescas en Guantánamo, que por primera vez, hace su Carnaval Infantil día de semana y se mantiene fuera de la fecha tradicional, que parece no se recuperará nunca, ni coincidirá con el día de San Joaquín, el santo que identifica esa festividad en el territorio, aunque siempre se celebra la fecha no es lo mismo cuando se trata de identidad y tradición.

Estar o no en fecha no es motivo, ni será nunca justificación para que el pueblo disfrute del fiestón como merece, y como cada año el aguacero de inicio no faltó, el cual conllevo a suspender la gala de apertura el pasado jueves, corriendo su realización en la noche de ayer con lucidez bajo el titulo “Motivos para el Fiestón” en la que estuvieron  reconocidos artistas como los intérpretes Idania Valdés y Leo Garrido, el humorista El Bacán (Nelson Gudín), el Septeto Moneda Nacional, la compañía de espectáculos santiaguera Model Dance y la popular agrupación Los Karachis, protagonistas todos de la gala de apertura los Carnavales Guantánamo 2019, que aconteció en la Plaza Polifuncional Pedro Agustín Pérez de esta urbe.

Así cambia para este sábado y domingo los conocidos paseos y se mantienen la programación en las diferentes áreas, de las que he visto prendida como la Loma del Chivo que desde que inicio no ha faltado la cerveza y la música Reguetton que la acompaña, ni para un instante, en la arteria de Sol y Prado, mientras que en la otra esquina, en la plaza Elio Revé hay una programación nocturna con agrupaciones y el resto del día sonando también el Reggueton.

A mi opinión habrán muchas leyes, decretos y constitución que si no hay quien la aplique de forma institucional, no hay que pare el desorden y la falta de cultura, dejando de ser el carnaval el momento para conservar nuestras tradiciones y escuchar los sabrosos merengues, guarachas, sones y ritmos típico que sonaban en  esta fiesta, solo vale el contrato, dinero y adiós todo lo cultural. Sin embargo hay abundante cerveza, comida para gozar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *