El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Arte joven en Guantánamo: bajo el sentir de la sociedad

Arte Joven en GuantánamoPor: Leslie Salgado

Un debate diáfano y profundo sobre la materialización de la política cultural en diferentes espacios, caracterizó la discusión que protagonizaron jóvenes creadores en la más oriental de las provincias cubanas. Las transformaciones del contexto socioeconómico del país y su impacto en la producción artística e intelectual, fue uno de los temas analizado por varios artistas.

Se necesita una plataforma económica que sustente el proyecto artístico, la Asociación Hermanos Saíz no tiene esa plataforma; con el decursar de los años hemos perdido esa posibilidad, que hace que los creadores confíen nosotros, afirmó el escritor Eldys Baratute al referirse al imperativo de encontrar maneras de apoyar con recursos financieros la realización de proyectos de jóvenes artistas.

El análisis de la relación artista – institución ocupó gran parte del debate. El informe presentado por la dirección de la AHS guantanamera introdujo el debate sobre este asunto: indudablemente asistimos a una crisis de la gestión institucional en todos los sentidos y pasa por disímiles causas que tienen que ver con la falta de preparación y visión de los directivos; del estancamiento de los de procesos en ocasiones por posiciones acomodaticias y en otras por desconocimientos, el envejecimiento tecnológico y mental (…) además de la aparición de figuras extrainstitucionales que impactan en el escenario artístico cultural a veces no con la calidad y la cualidad que nuestra política cultural necesita.

La escritora Carelsy Falcón, precisó: estamos hablando de la necesidad de alianzas, hay que unirse porque las instituciones podrían quedar disponibles. En definitiva estamos hablando que se trata de los mismos recursos humanos.

El actor Yosmel López expuso el caso de actores guantanameros quienes, a pesar de estar evaluados, tras más de un año de gestión no tienen el documento que los acredite y por tanto ninguna posibilidad de recibir retribución monetaria. Al referir la gestión del Consejo Provincial de las Artes Escénicas ante el Ministerio de Cultura dijo: estamos hablando también de la credibilidad de las instituciones, ¿en quién creemos?, ¿quién nos respalda? ,inquirió. La burocracia, la falta de conocimiento, la incoherencia entre la realidad y muchas normas, legislaciones o formas de hacer antiguas emergieron como las causas que asoman tras muchos de los conflictos puestos sobre la mesa durante la asamblea.

Los asociados guantanameros mostraron una fuerte vocación comunitaria, la inquietud porque su trabajo llegue a las localidades más alejadas de los centros de actividad cultural atravesó varias intervenciones. Descentralizar la opción artística, adecuar la oferta a cada espacio fueron los dos ejes que sostuvieron las reflexiones sobre este tema.

Yusmani Gainza, director de la banda de música de Caimanera abogó porque se lleven presentaciones teatrales, musicales y de todo tipo a su territorio, en especial a aquellos pueblos que llamó como “zonas de silencio cultural”. Alfredo Velázquez, director de Danza Libre habló sobre la necesidad de “concretar el desarrollo cultural de los artistas en los espacios de la provincia”. Esa intervención complementó la inquietud de un joven profesional de la danza, quien denunció que hasta ahora los bailarines no pueden ser contratados por el Centro de la Música, lo que obliga a que los centros busquen bailarines sin formación; esto impacta en la calidad de la oferta de esos centros y deja a los bailarines profesionales sin una opción importante de trabajo.

La situación de la filial baracoense de la Asociación Hermanos Saíz provocó una reflexión en torno a la necesidad de encontrar más apoyo y comprensión de las instituciones culturales de la Villa Primada.

La significativa vocación de participación y el deseo de tomar parte en la política cultural cubana con opciones de vanguardia, renovadoras y revolucionarias estuvo en el trasfondo de la asamblea guantanamera. Fernando Rojas, viceministro de cultura, dijo que la institución ve la participación como una fortaleza de la organización.

A través de voto directo y secreto los asociados guantanameros eligieron a su nueva dirección provincial. Como presidente resultó electo el escritor Eldys Barature, mientras que el actor Yosmel López y la investigadora Ana Iris Aranda resultaron vicepresidentes, estos últimos creadores, junto al periodista Roylán Pardo, son los delegados guantanameros al II Congreso de la Asociación Hermanos Saíz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *