El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Abarrotada la Casa en su aniversario

El carismático improvisador o reginero, como se le dice en el changüí a Celso Fernández, El Guajiro de Yateras, fue uno de los protagonistas este 14 de febrero, que con el salón lleno, celebró el 11no aniversario de esta institución changüisera, en el que también se disfrutó con el legendario grupo Changüí Guantánamo y la revelación del momento, Robertico y su Sincopa1.

Fue una gala espectacular como dicen los changüiseros cuando suena el ritmo del changüí varias horas sin parar, desde la apertura del grupo Changüí Guantánamo los bailadores se pararon de sus asientos y no se sentaban ni un instante, fue una jornada cargada de sorpresas y dedicada al Día de los Enamorados que por coincidencia o casualidad coinciden en ambas fechas tales celebraciones.

La noche fue larga, hasta pasada las dos de la mañana cuando sonó la música en vivo que después del El Guajiro Celso Fernández, quien dejo caliente la pista con boleros, canciones, bachatas y sones al estilo changüisero, subió al escenario la agrupación Sincopa1, la llamada revelación del momento  que mantiene llena su peña habitual los segundo sábados de cada mes, éxito que según Roberto Duvergel Jay director de esta novel gremio va a repetir el próximo mes en la propia Casa del Changüí el tercer domingo en matinée.

Celso Fernández "El Guajiro de Yateras" celebrando el Xl Aniversario de la Casa del Changüí

Celso Fernández “El Guajiro de Yateras” celebrando el Xl Aniversario de la Casa del Changüí

La Casa del Changüí, “Chito Latamblet Veranes”, es una Institución cultural subordinada al Centro Provincial de la Música, Luís Martínez Gríñán “Lilí”, para la promoción e incremento del conocimiento del género musical más antiguo de la provincia, ubicada en el popular barrio conocido como la Loma del Chivo en esta ciudad Guantánamo, verdadero foco de la Cultura Guantanamera.

Inaugurada el 14 de febrero del 2007, por las máximas autoridades del territorio, permitió coronar con su apertura, un viejo anhelo de músicos, compositores, bailadores e investigadores, que añoraban por un espacio para homenajear de forma permanente a los hombres y mujeres que por varias décadas lograron perpetuar en el tiempo el cadencioso ritmo de origen campesino que ha invadido las grandes ciudades de Cuba y el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *