El Changüisero

Blog de la Cultura y Sociedad Guantanamera

By

Aniversario 125 de la Edad de Oro

Otrora Sociedad La luzPor Roemel Leonel del Pozo Dinza / Foto: Escalona

Quiso nuestro Héroe Nacional José Martí que fuera Guantánamo el primer lugar en Cuba para dar a conocer al mundo lo que posteriormente se convertiría en un texto de importancia y con amplias enseñanzas para el público infantil de Latinoamérica.
La Edad de Oro, revista mensual dedicada al recreo y la ilustración de los niños, se empezó a divulgar en Nueva York en julio de 1889. Fue una publicación literaria escrita con toda la sabiduría, exquisitez y surgida del talento y la pluma dorada de José Martí, uno de los hombres más visionarios y prolíferos de América.

Por su afán de comunicarse con el público infantil y afianzar el sentimiento en las cosas buenas, cultivando el sentido de pertenencia a su tierra, puso Martí entrega, amor y ternura en esta gran obra literaria. Debido a las condiciones históricas de la época sólo pudieron publicarse cuatro números de esta memorable revista, convertida en texto de referencia para los niños de América.

Gracias a la estrecha amistad desde 1880 en Nueva York con Amador Esteva y Mestre, natural de Santiago de Cuba y residente en Guantánamo desde 1885, encontró Martí el apoyo inexorable del agente que buscaba para la publicación de la Edad de Oro. En el mismo año en que aparece esta revista de corte infantil, en la villa de Guantánamo se fundó La Sociedad La Luz, un edificio de dos plantas en la esquina de las actuales calles de Calixto García y Emilio Giró, que sobresalía por ser el más imponente de la localidad, gracias a su refinada cristalería francesa, y decorados balcones, donde unían a varias corrientes arquitectónicas en un armonioso eclecticismo.

José Martí llegó a la edición muy tempranamente, en vínculos, sobre todo, con sus empresas de carácter periodístico (revistas y diarios). Por esa misma vía, su labor editorial se relacionó con su desarrollo cultural para los pueblos latinoamericanos.

Cuando Martí acomete la redacción de La Edad de Oro, a sus treintiséis años, se encuentra en la plenitud de su pensamiento y de su creación literaria. En aquel año 1889 había publicado ya, antes de su revista para niños, la enérgica “Vindicación de Cuba”.

La revista La Edad de Oro publicación mensual de recreo e instrucción dedicada a los niños de América, se edita en una época en la que lo usual y cotidiano respecto a publicaciones infantiles carecía, de cierta forma, de un objeto editorial de mayor envergadura; por ello, en función de su objetivo revolucionario, vinculado a empeños de carácter intelectual, también concibe la educación cultural del niño. Su actividad editorial constituía un arma en función de dicho propósito.

La carta de Martí que le anunciaba a Amador Esteva la necesidad de encontrar una persona que se encargara de la distribución de la Revista en Guantánamo y en Cuba, llegó el 27 de julio de 1889.

Los paquetes con los ejemplares de La Edad de Oro comenzaron a llegar a la villa de Guantánamo más adelante a nombre de Amador Esteva para posteriormente distribuirlos a varios lugares del país. El centro de recepción era la Sociedad La Luz, institución convertida posteriormente en el Liceo La Luz y en esos momentos era un centro de conspiración contra la metrópolis española.

Se asomaba entonces la noble misión de enviar a los editores las remesas correspondientes y coordinar desde Cuba, todo lo concerniente a las suscripciones, correspondencias y clubes de lectores, en torno a la publicación de La Edad de Oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *